Door To Door Travel | Agencia de Viajes de Lujo en Andalucía

LA ALHAMBRA, UN MONUMENTO DE SOSTENIBILIDAD

La Alhambra de Granada es una de las construcciones más emblemáticas de España y una de las más visitadas por Viajer@s de todo el Mundo. Pero además de su belleza arquitectónica y riqueza histórica, la Alhambra es un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente desde sus inicios.

Desde que comenzó su construcción en el siglo XIII, sobre todo la parte de los Palacios Nazaríes, los arquitectos y constructores de la Alhambra tuvieron en cuenta el impacto que la obra tendría en el entorno natural que la rodeaba.

Para ello, utilizaron materiales de la zona, entre ellos el conglomerado llamado Alhambra (una mezcla de arcilla, arena y piedras del mismo suelo de la colina donde se encuentra) y técnicas de construcción que minimizaban el impacto ambiental y reducían la huella de carbono de la obra en su tiempo y que nos ha llegado hasta la actualidad.

Uno de los aspectos más destacados de la sostenibilidad de la Alhambra es su sistema de aprovechamiento del agua. Los arquitectos y constructores de la época diseñaron un sistema de canales, fuentes y acequias que permitía recoger y almacenar el agua de lluvia y de los manantiales y varios de los ríos cercanos.

Además, crearon y diseñaron unos frondosos y espectaculares jardines que utilizaban el agua sobrante para crear un microclima y mejorar la calidad del aire.

Otro aspecto importante de la sostenibilidad de la Alhambra es su diseño bioclimático. Los arquitectos y constructores de la época diseñaron la Alhambra de tal forma que aprovechara al máximo la luz natural y la ventilación natural.

De esta forma, se conseguía una temperatura agradable en el interior de la construcción sin necesidad de recurrir a sistemas de calefacción o aire acondicionado y que fue todo un avance en ingeniería para su época.

Por último, cabe destacar el uso de materiales locales y la minimización de residuos. Los arquitectos y constructores de la época utilizaron materiales y elementos decorativos con excepcionales ejemplos de cantería o trabajo de la piedra para el uso de columnas o fuentes, carpintería, yeserías, alicatados, o incluso algunos ejemplos de decoración pictórica que se encontraban en la zona y no necesitaban ser transportados desde lejos.

Además, se minimizó la generación de residuos al planificar cuidadosamente el uso de los materiales y reciclar los residuos que se generaban durante la obra.

En conclusión, la Alhambra de Granada es un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente. Su diseño bioclimático, su sistema de aprovechamiento del agua, el uso de materiales locales y la minimización de residuos hacen de ella una construcción que ha sobrevivido al paso de los siglos y que sigue siendo un referente en la actualidad.

La Alhambra es un legado único y un Patrimonio de la Humanidad que debemos cuidar y preservar para el disfrute de las generaciones futuras.

¡Ven a conocer con nosotros en un Tour Privado sobre arquitectura y construcción sostenible la mágica Alhambra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *